Breve historia de la Goma de Mascar

0
99

La goma de mascar, o chicle, es ampliamente usada en el mundo. Existen muchas marcas que la comercian, con distintos sabores, tamaños y hasta colores. Pero ¿Cómo nació este popular producto?, Y ¿Quién fue su inventor? Hoy les traigo la respuesta a estas dos preguntas.

Corteza con incisiones usadas para la extracción del látex en Quintana Roo, México.

Pero primero veamos de qué estamos hablando. Para aquellos que aún no lo sepan, la goma masticable con sabor dulce que habitualmente consumimos actualmente es elaborada una base de plástico neutro, (el acetato de polivinilo, o también la goma de xantano), pero hasta hace muy poco se utilizaba un la savia de un árbol tropical del cual proviene (en parte) su nombre: El Chiclero. Dicho árbol, cuyo nombre real es Manilkara Zapota, es originario de México, América central y la América del Sur tropical. Y allí es donde comienza nuestra historia.

Desde hace mucho tiempo, tal vez desde antes de cristo, numerosos pueblos amerindios utilizaban la savia del Manikara Zapota para crear una goma masticable de sabor dulce y aromático, pero muchos años debieron pasar hasta que esta goma se convirtiera en la utilizada hoy en día. Para ello debemos avanzar hasta cerca del año 1869.

Algún tiempo antes (halla por 1795) nacía en México el futuro General Antonio de Padua María Severino López de Santa Anna y Pérez de Lebrón, conocido generalmente como Antonio López de Santa Anna, quien vivió desde muy chico en Xalapa, Veracruz, lugar donde crecía en abundancia el árbol chiclero que mencionamos más arriba.

Con el correr de los años, Santa Anna se fue haciendo adicto al producto elaborado con la savia del árbol, tal es así que siempre cargaba una buena cantidad de ella, incluso en batalla. Tras haber sido depuesto del gobierno mexicano (el cual había alcanzado en 1883 luego de varios levantamientos armados) por la revolución liderada por Juan Álvarez, se exilió en los Estados Unidos. Vivir en el exilio fue muy duro para el general mexicano que extrañaba largamente a sus tierras, motivo por el cual pidió a su familia (la cual aún vivía en Veracruz) que le enviaran un cargamento de aquella sustancia a la que tan adicto se había vuelto.

General Santa Anna, óleo sobre tela

Justo por aquel entonces un conocido suyo, el industrial e inventor Thomas Adams andaba buscando un material que pudiera utilizar como sustituto para el caucho, que alcanzaba precios estratosféricos para la época. Así, Adams invirtió mucho dinero en explorar la posibilidad de convertir la goma de Santa Anna en el sustituto que necesitaba y tanto dinero le prometía.

Mucho dinero y tiempo después, luego de haber intentado emplearla para hacer neumáticos de bicicleta, juguetes, botas de lluvia y máscaras, se dio por vencido: la resina del Manikara Zapota se mostró demasiado blanda para ese fin.

Estaba por irse a la bancarrota cuando la afición del general López de Santa Anna le sugirió una idea: Comercializarlo como sustito de la parafina, que la gente joven usaba para mascar por ese entonces. En 1869 obtuvo una patente para la goma de mascar, y dos años más tarde comenzó a comercializarla en masa bajo la marca Adams New York Chewing Gum. En 1875 tuvo la idea de mezclar el producto con jarabe de arce y regaliz para darle sabor.

El sabor a menta, que tan popular se ha vuelto actualmente, debió esperar hasta 1880 para salir al mercedo, aquel año Williams White decidió combinar la menta con la savia que mascaba López de Santa Anna, bajo la marca Yucatán.

Otros inventos de la época fueron la Beemans Chewing Gum, desarrollada por el médico Edward Beeman, con peptina añadida para facilitar la digestión, la goma Dentyne del dentista Franklin V. Canning (1889) y los Chiclets (chicles con cobertura de caramelo). En 1888, Adams fabricó además la primera máquina de expendio automático de chicles.

Como una última curiosidad, en 1915 William Wrigley Jr, el fundador de la marca Wrigley’s, tuvo la atrevida ocurrencia de enviar por correo tres tabletas de su goma de menta a todas las personas que aparecían en las guías de teléfonos de todas las ciudades de los Estados Unidos. El éxito rotundo de la idea le granjeó el primer lugar en ventas durante mucho tiempo.

Para esta entrada tuve ayuda de:

Articulo del Manikara Zapota (Wikipedia)

Blog Historias Mexicanas

Sitio Errores Históricos

Más Sobre: Thomas Adams

General Antonio López Santana