El Ojo de Almagro

0
38
el-ojo-de-almagro-2

La entrada de hoy tiene como protagonista una famosa frase que solemos usar muy seguido: “Me ha costado un ojo de la cara”. Estoy seguro que todos la conocen, se trata de una frase muy común que solemos usar cuando queremos explicar que algo nos ha salido muy caro. Pero lo que quizás no todos sabemos es de donde viene, o porque, y menos aun, quien la hizo tan popular. Pues eso es lo que trataré de comentarles hoy.

Retrato de Diego de Almagro

Pero para conocer esa historia debemos remontarnos hasta el siglo XVI, más precisamente a septiembre de 1524. No había pasado mucho desde el “descubrimiento” de América, y España comenzaba a enviar sus huestes colonizadores al “Nuevo Continente”. Una de estas, tal vez una de las mas famosas, era aquella comandada por Francisco de Pizarro, Diego de Almagro y Hernando Luque; que, como todos sabemos, estaba dirigida a la conquista del Imperio Inca.

Nuestro protagonista es justamente uno de estos tres, y si son avispados seguramente lo habrán deducido por el titulo… Si, estoy hablando de Diego de Almagro. Para los que no lo conozcan, Diego fue uno de los Adelantados y conquistador español. Participó, como bien dijimos, en la conquista del Perú y se le considera oficialmente el descubridor de Chile, fue también el primer europeo en llegar al actual territorio de Bolivia (de allí su título de Adelantado).

Dejando esta corta biografía de sus pasos por las américas, Diego se había embarcado en dirección al Perú para ayudar a su socio ya presente, Francisco de Pizarro. Para cuando llega, Pizarro se encontraba casi derrotado y acorralado en el Fortín del Cacique. El enfrentamiento fue duro, y en aquella batalla, Almagro perdería uno de sus ojos por una flecha inca, pero se llevaría la victoria.

Expedición de Almagro a Chile, pintura de Fray Pedro Subercaseaux.

Pero aquí no termina nuestra historia, porque el querido Almagro comenzó desde entonces a jactarse con la cuestión. A jactarse y quejarse. Incluso al presentarse ante la corona española para dar el parte de lo acontecido en las “Indias Occidentales”. ¿Como es esto?

Pues verán, en 1535 Almagro volvió a España, y ni bien piso el suelo ibérico se presento ante el rey Carlos I (regente español por ese entonces) para, como dijimos, comentarle lo ocurrido durante la acometida en las nuevas tierras de la corona, y al finalizar deslizó:

“El negocio de defender los intereses de la corona me ha costado un ojo de la cara”.

Ni que decir que Carlos estaba más que agradecido con ese logro, así que recompenso abundantemente a Almagro. Allí mismo le entregaría la gobernación de Nueva Toledo, gobernación que comprendía desde el límite de la gobernación de Pizarro y 200 leguas al sur, y el título de Adelantado en las tierras más allá del lago Titicaca , en los territorios del actual Chile.

Para esta entrada tuve ayuda de:

Articulo Diego de Almagro en la Wikipedia.

Sitio Sabiduría de Escalera.

Sitio de la Revista Muy Interesante.