Fotos con Historia: El Boulevard du Temple

0
66
fotos-con-historia-el-boulevard-du-temple-2

En esta sección, tomaremos una foto histórica que resulte interesante y relataremos un poco en que contexto fue tomada y que detalle histórico hay en ella. Quizás lo importante en ella sea su protagonista, o el lugar donde fue tomada, o el contexto en el que ocurrió. El punto será conocer un poco más nuestra historia a través de “simples” fotos. Y como estamos de inauguración de sección, comenzaremos por el principio, aquí la primera foto de la historia con una persona en ella.

Corría el año 1838, y Daguerre se encontraba muy ocupada investigando como poder inmortalizar los bellos momentos. Decido a cumplir su tarea toma su cámara, que posteriormente recibiría el nombre de Daguerrotype, y se dirige a uno de los lugares más concurridos que podría haber hallado en el siglo XIX. Posa su cámara en una colina y saca la siguiente foto:

Boulevard du Temple por Daguerre

Aunque a la vista no lo parezca, aquella tarde, el Boulevar estaba completamente abarrotado de gente, como bien dirá el propio Daguerre, el sitio era un auténtico hervidero, cientos de personas se movían de aquí para allá a toda prisa, andando o a coche de caballos; pero para su suerte, ninguno de ellos aparece en la foto. ¿Por qué? ¿Cómo es posible? Pues, la respuesta es simple: Porque, justamente, todos ellos estaban en pleno movimiento.

Verán, con la tecnología actual puede decirse que, casi sin importar lo que uno esté haciendo, siempre que alguien dispare el clic uno aparecerá en las fotos. Con unas cámaras un poco más viejas aparecerá borroso, en unas un poco más nuevas, este “nublamiento” de la imagen es nulo o casi nulo. Sin embargo, en 1838 esto no era si, ni de cerca.

Los primeros dagurrotipo necesitaban de un largo tiempo de exposición, y las imágenes en movimiento no solían aparecer en ellos. ¿Cuánto tiempo hace falta? ¡¡¡Pues nada menos que entre 10 y 15 largos minutos!!! Así es. Por tanto, en esta fotografía solo aparecen aquellos que, por uno u otro motivo, se mantuvieron completamente quietos por 15 largos minutos. Y, aunque hoy pareciera imposible, no son tan pocos. Casi al centro de la imagen podemos encontrarnos con un hombre sentado en un banco de la plaza leyendo su periódico. También en el edificio blanco que está en primer plano se adivina la cara de un niño asomado a la ventana izquierda del último piso. Sin embargo, las dos figuras ubicadas cerca del margen inferior izquierdo de la foto son dudas las que se llevan el premio por su claridad.

Boulevard du Temple by Daguerre (detalle)

Como bien puede notarse en el detalle, tenemos a un hombre parado, con uno de sus pies elevado, mientras que a su lado, aunque de más difícil distinción, tenemos a otro hombre, arrodillado, con medio cuerpo oculto, y parte del otro desaparecida.

Pues bien, ¿Quiénes son estos dos hombres? Sin dudas su identidad será por siempre un absoluto misterio, sin embargo, les guste o no, han quedado marcados por siempre en la historia como los primeros hombres en aparecer en una foto.